Esos días tan largos, la luz maravillosa del sol que nos da un extra de energía, la playa, las tan esperadas vacaciones… estos solo son algunos de los motivos por lo que el verano es la época favorita de muchos de nosotros.

Sin embargo, la realidad es que todo lo bueno se acaba (¡sino seguro que no nos parecería tan bueno! ?) y llega la temida “vuelta al cole” para todos.

Con el fin de la temporada estival nos reencontramos con nuestras rutinas y llega el momento de preguntarnos cómo hemos cuidado nuestra piel durante estos maravillosos meses. Si lo has hecho bien, es perfecto, ahora solo tienes que seguir cuidándote como de costumbre.

Si por el contrario no te has portado tan bien como deberías y tu piel ha sufrido más de la cuenta no te preocupes, vamos a ver soluciones para recuperar el equilibrio de nuestra piel, mantenerla sana e, incluso, alargar el bronceado.

Lo primero que tenemos que hacer es un diagnóstico de la piel para conocer sus necesidades y poder adaptarnos fácilmente. Puedes hacer una estimación tú en casa o recurrir a la ayuda de profesionales acudiendo a tu centro estético BIO MER.

PIEL DAÑADA POR EL SOL

Si has vivido un verano tan intenso que te has acabado pasando con el sol, es muy probable que hayas experimentado síntomas de irritación e inflamación. Además, los cambios bruscos de temperatura como los contrastes entre los aires acondicionados y las altas temperaturas que tenemos en el exterior también pueden afectar al bienestar de nuestra piel.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

  • Para promover la eliminación de las células muertas que acumulan los daños en nuestra piel podemos realizar una exfoliación muy suave.
  • También puedes realizar un tratamiento de choque mañana y noche con concentrados especialmente pensados para pieles sensibles y/o sensibilizadas.
  • Ofrece a tu piel un extra de hidratación con formulas respetuosas con nuestra piel.
  • Por último, acude a tu espacio BIO MER y déjanos cuidar tu piel a través de las manos de un profesional de la belleza.

PIEL DESHIDRATADA

Aunque nos suene un poco raro, la deshidratación puede afectar a cualquier tipo de piel: seca, mixta e incluso grasa. La buena noticia es que, con un buen cuidado de la piel (siempre adaptado a tus necesidades), podemos conseguir unos niveles de hidratación óptimos y revertir así este problema. El calor, el alcohol o el tabaco son factores que promueven la deshidratación.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

  • Para promover la renovación de la piel y conseguir una piel sana podemos realizar una exfoliación muy suave.
  • Podemos hacer uso de potenciadores de la hidratación mañana y noche, como puede ser un sérum o concentrado a base de ácido hialurónico, siempre antes de nuestra crema habitual. 
  • Elige productos hidratantes siempre adaptados a tu tipo de piel. Para la piel seca buscaremos también fórmulas nutritivas y, recuerda, las pieles grasas también necesitan su hidratación.
  • Un truco: por la noche aplica una capa más gruesa de tu crema habitual y déjala actuar como mascarilla hasta la mañana siguiente (realiza esto al menos dos veces a la semana).
  • Por último, acude a tu espacio BIO MER y déjanos cuidar tu piel a través de las manos de un profesional de la belleza.

PIEL CON MANCHAS

Las manchas son zonas de la piel con un color irregular. Existen muchos factores que pueden favorecer su aparición como los genes, la radiación solar, una lesión, cambios hormonales, medicamentos… Pueden aparecer en muchas partes del cuerpo, pero son predominantes en aquellas cuya exposición solar es más frecuente como son rostro, cuello, escote y manos. Las manchas están con nosotros todo el año, pero se acentúan en verano debido a nuestros hábitos. Por ello, tras el verano, y una vez que nuestra vida al aire libre se reduce, es el mejor momento para tratar esas manchas.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

  • Para promover la eliminación de las células muertas (y con ello aclarar la piel y prolongar el bronceado) podemos realizar una exfoliación. Si tienes la piel sensible recomendamos que sea muy suave. Si por el contrario tu piel está equilibrada, puedes realizarte un peeling químico / enzimático.
  • También puedes realizar un tratamiento de choque con concentrados especialmente pensados para combatir las manchas.
  • No te olvides de la hidratación. Elige una crema que incluya ingredientes para unificar el tono como la vitamina C y aplícala mañana y noche.
  • Utiliza a diario protección solar. Puedes incluir en tu rutina una crema de día con SPF o utilizar directamente un fotoprotector tras tu crema.
  • Por último, acude a tu espacio BIO MER y déjanos cuidar de tu piel a través de las manos de un profesional de la belleza.

CONSEJOS

  • Acelera el proceso de renovación de la piel con exfoliantes faciales y corporales, de vez en cuando, notarás mejores resultados.
  • Si tienes la piel sensible elige exfoliaciones mecánicas suaves.
  • Evita los peelings químicos hasta que tu piel vuelva a estar equilibrada. - Benefíciate de la acción intensa que ofrecen los concentrados y sérums.
  • Hidrata muy bien tu piel mañana y noche, ¡no te lo saltes!
  • Usa protección solar a diario.
  • Acude a tu espacio BIO MER y déjanos cuidar tu piel a través de las manos de un profesional de la belleza

Related products

Producto añadido a favoritos