WELL AGING, ENVEJECIMIENTO SALUDABLE

¿Cansadas de las cremas milagro y del ser joven forever? Efectivamente no se puede ir en contra del tiempo ni de la naturaleza. Y sí, da igual que hagamos un pacto con el diablo, vamos a continuar envejeciendo a lo largo de los años.

Una vez asumida la realidad, vamos a centrarnos en lo importante: elegir un estilo de vida adecuado para envejecer bien y de manera saludable.

El envejecimiento cutáneo es un fenómeno natural con gran influencia genética, pero potenciado por muchos factores externos, que resulta en la acumulación de daños en la piel a lo largo de nuestra vida.

Como hemos comentado, son muchos los factores que afectan al envejecimiento cutáneo. Aunque muchos de ellos no son modificables voluntariamente, como la herencia genética o los cambios hormonales, afortunadamente muchos otros sí están al alcance de nuestras manos. Por ejemplo:

  • La exposición al sol: acelera el envejecimiento cutáneo prematuro.
  • La alimentación: afecta a la apariencia de la piel. 
  • El estado emocional: la negatividad tiene un impacto en la homeostasis (equilibrio) de la piel pudiendo relacionarse con inflamación, irritabilidad, rojeces…
  • El cuidado de la piel: adaptando la rutina de cuidado a las necesidades de la piel en cada momento y siendo constante, ésta mantendrá su equilibrio y mejorará su función barrera.

Por tanto, podemos decir que la edad es tan solo un número ya que podemos encontrar una persona joven con la piel envejecida, así como una mujer madura con la piel joven y saludable.

Características de una piel envejecida

  • Piel delgada y frágil lo que la hace más propensa a raspaduras, rasguños y lesiones.
  • Piel flácida y laxa, especialmente alrededor de los ojos, los labios y el cuello. Pérdida de firmeza.
  • Piel seca debido a la disminución de la producción de aceites naturales en la piel.
  • Apariencia opaca y sin brillo debido a la disminución de la circulación sanguínea y la pérdida de colágeno y elastina.
  • Textura irregular y áspera debido a la acumulación de células muertas de la piel y la falta de renovación celular.
  • Arrugas y líneas de expresión debido a la pérdida de elastina y colágeno en la piel.
  • Manchas y decoloraciones, incluyendo manchas de edad, manchas solares y pigmentación desigual.
  • Poros dilatados debido a la pérdida de elasticidad en la piel.

Es importante destacar que estas características pueden variar de persona a persona ya que están influenciadas por los factores comentados anteriormente que son particulares de cada individuo.

¿Por qué es más importante el WELL AGING que el Anti-aging?

¿Verdad que no es lo mismo tener 50 años y está ágil y vital que llegar a los 50 años con problemas en las rodillas, dolor de espalda y con dificultades para levantarse del sofá? Pues con la piel pasa lo mismo y debemos entender que es una parte más del cuerpo de la que debemos cuidar a diario.

Afrontar la vida con positivismo puede tener muchos beneficios como mejora de la salud mental y física y del bienestar emocional, aumento de la autoestima, la resiliencia y la creatividad, así como mejora d las relaciones interpersonales. Por tanto, fomentar una actitud positiva hacia la vida puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de las personas y ésta es la base del término WELL AGING.

Mientras que el enfoque del Anti-aging se centra en tratar los signos del envejecimiento y prevenir su aparición en la medida de lo posible, el enfoque del WELL AGING. considera a la persona como un ser global y se centra en mantener un estilo de vida saludable y activo para maximizar la calidad de vida a medida que se envejece. No solo se centra en cremas antiarrugas, procedimientos cosméticos y suplementos nutricionales, para combatir los signos del envejecimiento y ralentizar su proceso, como ocurre con el Anti-aging, sino que amplía al cuidado preventivo, la nutrición adecuada, el ejercicio regular, la gestión del estrés y otros factores que pueden afectar positivamente la salud y el bienestar a medida que se envejece.

Hábitos para un envejecimiento de la piel saludable

Se conoce que existe una estrecha relación entre la salud de la piel y las emociones.

Por ejemplo, el estrés crónico puede aumentar la producción de cortisol, una hormona que puede aumentar la inflamación en el cuerpo y en la piel. Además, el estrés también puede afectar la función de barrera de la piel, haciéndola más susceptible a la sequedad y la irritación.

Por otro lado, las emociones positivas pueden disminuir la producción de cortisol y aumentar la producción de hormonas que promueven la salud y la reparación de la piel, como el colágeno. De hecho, un 68 % de los consumidores de cosmética afirman que tener un buen aspecto les hace sentirse más seguros de ellos mismos.

Algunas recomendaciones para conseguir un envejecimiento saludable son:

  • Seguir una alimentación variada. Se recomienda consumir una variedad de frutas y verduras, proteínas magras, granos integrales y grasas saludables, y limitar el consumo de alimentos procesados, grasas saturadas y azúcares refinados.
  • Evitar el tabaco y el consumo de alcohol. Se recomienda evitar el tabaco y limitar el consumo de alcohol.
  • Realizar ejercicio de forma regular. Se recomienda hacer al menos 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de actividad física vigorosa cada semana.
  • Dormir bien. Se recomienda dormir entre 7 y 9 horas por noche.
  • Reducir del estrés. Se recomienda adoptar técnicas de relajación, como la meditación y el yoga, para reducir el estrés. - Mantener relaciones sociales. Se recomienda participar en actividades sociales y mantener contacto con amigos y familiares.
  • Mantener la mente activa. Se recomienda participar en actividades que desafíen la mente, como los juegos de palabras, los rompecabezas y la lectura.
  • Cuidar la piel. Adaptarnos a sus necesidades en cada momento, controlar la exposición al sol, protegerla con un factor de protección solar muy alto.

BIO MER es una marca de productos para el cuidado de la piel que utiliza ingredientes naturales extraídos del mar Mediterráneo y sus costas. A partir de algas y plantas acuáticas y terrestres crea barros, envolturas, cremas y aceites que nutren y cuidan la piel independientemente del estado de la piel.

Es fundamental proporcionar siempre una adecuada limpieza, hidratación y protección para mantener nuestra piel en un estado saludable.

En BIO MER aplicamos el WELL AGING como hoja de ruta para mantener la salud y bienestar de la piel de manera natural para lograr un aspecto radiante y saludable.

Producto añadido a favoritos

Política de Cookies

En shop.biomercosmetics.com utilizamos cookies propias y de terceros para permitir el mantenimiento de la sesión, ofrecer la posibilidad de compartir e interactuar con redes sociales y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si navegas por nuestro sitio web, estarás aceptando su uso. Puedes obtener más información o conocer cómo cambiar la configuración de tu navegador en nuestra Política de Cookies.