piel más hidratada

Cómo podemos mantener la piel más hidratada

Una piel hidratada está más firme, tiene menos arrugas, es más elástica y luce mejor. ¿Quieres saber cómo podemos mantener la piel más hidratada? En Bio Mer os lo contamos ¡Sigue leyendo!

Cómo podemos mantener la piel más hidratada

Una piel bonita es sinónimo de buena salud. Sabemos lo importante que es la limpieza en el cuidado de nuestra piel, igual que el uso de protector solar y, sin duda, la hidratación. Una piel hidratada es más elástica, está más firme, tiene menos arrugas y luce mejor aspecto.

Si notas que tienes la piel más apagada, reseca, más celulitis, la principal consecuencia es falta de hidratación en tu piel. Y es que la hidratación en nuestra piel es fundamental. Solemos creer que necesitamos tener la piel más hidratada en verano que en invierno y esto es un error. Ni el calor, ni el frío son buenos para la piel, se agrieta y reseca como reacción ante la temperatura. Para evitar esto hay que mantener los niveles de agua en la piel, de esta manera fortalecemos la barrera natural de la piel. Pero, ¿cómo podemos mantener la piel más hidratada?

hidratación

Beber abundante agua

Estamos compuestos por un 70% de agua, alrededor del 20% se encuentra en la piel. Con la edad, la cantidad de agua va disminuyendo debido a que perdemos la capacidad de retenerla. Es muy importante hidratar nuestro cuerpo tanto por fuera como por dentro para garantizar una piel más flexible, firme y elástica.

Si no hidratamos nuestro cuerpo por dentro no sirve de nada hacerlo por fuera, los expertos recomiendan beber como mínimo 1 litro y medio de agua al día para un correcto funcionamiento de nuestra piel. Una vez hidratamos por dentro, debemos intentar mantener una rutina de cuidado que nos garantice una buena hidratación de la piel de forma externa. Para ello, debemos usar productos naturales que respeten el ph natural de la piel y favorezcan la hidratación.

El ácido hialurónico es un gran aliado para mantener el agua en nuestra piel y aporta los activos necesarios para evitar la pérdida de agua en nuestra piel. Nos ayuda a recuperar los niveles de hidratación perdidos. Utilizar productos para el cuidado de tu piel que contengan ácido hialurónico, como nuestro Sérum facial Natural Firming Sireia que, favorece la retención de agua y elasticidad en la piel.

 

Dieta equilibrada

Igual de importante es beber abundante agua como comer frutas y verduras. Una alimentación equilibrada y rica en frutas y verduras es fundamental para una buena salud de la piel. El exceso de grasas, alimentos procesados, azúcares, tienden a empeorar el aspecto y estado de nuestra piel. Como ya hemos dicho, para una piel sana debemos cuidarnos tanto por dentro como por fuera.

Los alimentos ricos en Vitaminas C y E son grandes aliados en el cuidado de la piel. La Vitamina C es un potente antioxidante, ya que es capaz de neutralizar los radicales libres, y anti-envejecimiento. Además, es un elemento clave en la transformación de la prolina en hidroxiprolina, un constituyente esencial en el colágeno. Alimentos como los cítricos, fresas, brócoli, pimiento, kiwi, melón y tomate, entre otros, son ricos en esta vitamina.

La Vitamina E es un agente acondicionador natural y antioxidante. El aguacate, aceite de girasol, almendras, nueces, espinacas, brócoli, pescados, espárragos, pistachos, entre otros, son ricos en vitamina E. Se le atribuyen también propiedades anti-edad, hidratantes y anti-inflamatorias. Nuestras cremas y sérums faciales cuentan con los beneficios de la Vitamina E, especialmente nuestra crema Moisturizing Cream Sireia, una crema natural de fácil absorción con Vitamina E y activos naturales que favorecen la hidratación de la piel del rostro.

El consumo de alcohol o tabaco tampoco favorece a nuestra piel, tienden a ensuciar, engrasar, apagar y resecar la piel, además favorecen el envejecimiento prematuro.

 

hidratación

 

Crema hidratante

Usar crema hidratante es un ritual que debemos realizar a diario, tanto la piel del rostro como la del resto del cuerpo. Si nos referimos a la hidratación de nuestro cuerpo, lo mejor es después de la ducha, aplicar la crema.

En cuanto a la piel del rostro, debemos limpiar muy bien la piel antes de aplicar ninguna crema o tratamiento. Si tenemos la piel grasa también debemos hidratarla con cremas, aceites o sérums específicos para este tipo de pieles. Tener la piel grasa no implica que no sufra de falta de hidratación, pero sí debemos buscar ingredientes, como el ácido hialurónico, que aportan hidratación sin aportar grasa. Este ritual de hidratación debemos aplicarlo tanto por la mañana, como por la noche, para recuperar el agua perdida a lo largo del día.

No debemos olvidar hidratar la piel del rostro para que luzca más luminosa, elástica y, así,  prevenir la aparición de arrugas.

 

Exfolia tu piel

Nuestra piel se renueva constantemente, con el paso de los años este proceso se ralentiza, lo que provoca una mayor sequedad en la piel y la aparición de arrugas. Algunas células muertas de la piel no son renovadas y esto provoca una barrera que interrumpe la circulación intracelular, se acumulan toxinas, se pierde densidad e impide una correcta oxigenación de la piel. La exfoliación periódica (cada 10-15 días) permite eliminar el exceso de células muertas, permitiendo así la regeneración y mejorando la capacidad de hidratación de la piel. Después de la exfoliación nuestra piel absorbe mejor los principios activos de los productos que utilicemos.

 

hidratación

 

Mascarilla facial

Somos fans de incluir mascarillas en nuestra rutina de belleza. Una mascarilla a la semana que nos aporte un extra de hidratación es una opción perfecta para tener una piel sana y perfecta. Nuestra mascarilla facial con extracto de aceite de argán, aloe vera y manteca de karité, White Clay Mask Sireia, relaja e hidrata en profundidad la piel del rostro, dando un aspecto luminoso, refrescante y suave.

 

¡No olvides el protector solar!

Ya os hablamos en nuestro post de la importancia de usar protector solar, y volvemos a remarcar su importancia. Nuestra línea de protectores solares, Solar Cell Defense, no sólo nos ayudan a proteger nuestra piel de la radiación solar, sino que además nos aporta un extra de hidratación, gracias al ácido hialurónico y la Vitamina E, para que no se reseque durante la exposición al sol. Si quieres cuidar adecuadamente tu piel, incorporar un buen protector solar es un imprescindible en tu rutina diaria.

 

 

En Bio Mer encontrarás tu solución para mantener una piel hidratada y llena de vida. Para saber más de nuestros productos síguenos en redes sociales (Instagram y Facebook).

 

 

Te puede interesar