LAS PIELES SENSIBLES… Cada vez más frecuentes

Diagnóstico y consejos para la prevención y el tratamiento

Esta semana vamos a dedicar nuestro espacio a un problema estético cada vez más común –  las pieles sensibles, reactivas, con cuperosis… términos muy mencionados últimamente entre las profesionales de la estética, pues cada vez llega más gente con este tipo de piel a los salones de belleza.

¿Cómo y por qué se genera una piel sensible, irritada, atópica, etc.?

 La piel posee en la epidermis una barrera protectora natural que protege la piel de agentes externos como bacterias y sustancias nocivas a la vez que mantiene en equilibrio el agua, evitando su pérdida y por tanto la deshidratación. Se denomina película hidrolipídica (manto ácido) y está formada por varios tipos de compuestos (sebo,células córneas y agua de las capas profundas que han llegado a la superficie). Esta capa puede desestabilizarse por motivos diversos y en cualquier etapa de la vida, desde la infancia hasta la vejez.

Piel-leyenda

Al desencadenarse este proceso la piel se vuelve vulnerable a agentes externos (bacterias, sustancias químicas, alérgenos,…) y puede ocurrir en distintas zonas de la piel, desde el rostro, el cuerpo o el cuero cabelludo. Entre los efectos que se observan en la piel, destacan el enrojecimiento, descamación, aparición de venitas e hinchazón. La intensidad puede variar y por tanto, el malestar y el perjuicio en la piel. En nuestro caso, nos centraremos en procesos no muy agudos puesto que en estos casos se necesitaría ayuda de un profesional médico ya que según el grado pueden perturbar incluso la vida cotidiana. Puede ocurrir tanto en personas acostumbradas a tener estos brotes como en cualquier etapa de la vida de una persona que no sufre problemas cutáneos. Por tanto, la prevención es una gran aliada frente a este trastorno en la piel.

how-to-get-rid-of-facial-redness

¿CÓMO RECONOCER UNA PIEL SENSIBLE/ATÓPICA?

 Existen una serie de signos visibles como la rojez, el picor y la tirantez. Estos suelen aparecer porque la piel no reacciona de forma normal a estímulos habituales, tanto externos como internos.
Muchas veces la piel sensible está relacionada con las pieles secas, por tanto si tienes este tipo de piel debes ser más precavido/a.
Desde BIO MER te aconsejamos que visites un centro de estética donde, ante tus dudas, analizarán tu tipo de piel.

Existen númerosos factores que hacen que aparezcan estas patologías en la piel.

  • Cuando se tiene una predisposición hereditaria, no se puede luchar contra la misma, aunque se puede ayudar a mantener el problema controlado e incluso que no aparezca.
  • Algunas enfermedades como la diabetes e la hipertensión arterial, que afectan a la circulación..
  • El estilo de vida: la sobreexposición solar, el uso de cosméticos irritantes, consumo de excitantes (alcohol, tabaco, etc.), consumo de alimentos y bebidas calientes y picantes, estrés emocional,  cambios hormonales. La repetitividad en estos factores hace que los vasos sanguíneos se debiliten y se dilaten.

 upload_article__420_0_selim-deri-kitleleri-tumorleri-tedavisi

TIPOS DE AFECCIONES

Dentro de las pieles sensibles se pueden presentar diferentes afecciones. Lo normal es que se hable de pieles intolerantes, reactivas e hiperexcitable, que es cuando producen picor, ardor o tirantez. Pero además, lo que más preocupa en estas pieles son las rojeces y aquí hay distintos grados de la misma:

  • La eritrosis – es un fenómeno temporal que se presenta cuando los vasos sanguíneos del rostro se dilatan rápidamente y se recuperan después, pero si no se trata, con el tiempo se pueden convertir en permanentes (cuperosis).
  • En la cuperosis los capilares están más dilatados y se aprecian fácilmente sobre la piel, junto a enrojecimiento y congestión en la zona media de la cara. La piel puede picar y quemar.

Ambas afecciones no se consideran patologías pero si no se toman las medidas oportunas, pueden evolucionar a rosácea.

  • La rosácea sí es una patología, y se caracteriza por un enrojecimiento cutáneo crónico. Existen distintos tipos de rosácea en la que lo más importante es protegerse del sol.

la-piel-reactiva-o-intolerante

¿CÓMO PREVENIR LA APARICIÓN?

  • En cuanto al  uso de cosméticos, aconsejamos que sean cosméticos naturales libres de alcoholes, parabenes, perfumes sintéticos, propilen y butilenglicol entre otros ingredientes. Utiliza cosméticos hidratantes y calmantes que contengan ingredientes para tal fin, como el extracto de Centella Asiática, de malva, caléndula y camomila entre otros. Evita los peelings agresivos y utiliza mascarillas calmantes semanalmente. Es importante aplicarse protección solar diaria y limitar el tiempo de exposición al sol.
  • Evita cambios bruscos de temperatura
  • Controla el estrés emocional, si te cuesta conseguirlo, aconsejamos que practiques algún tipo de técnica apropiada, como el yoga o la meditación, con las cuales aprenderás a controlar tus nervios, ansiedad y estrés y conseguirás además un sueño más reparador, factor esencial para mantener una piel sana. El deporte también es un aliado en este punto.
  • Evita sustancias que producen vasodilatación como son el tabaco, bebidas alcohólicas, comidas muy condimentadas, muy calientes o picantes. Lo mejor es llevar una dieta variada y equilibrada. Consulta a tu médico sobre que alimentos te van mejor para este tipo de piel.

 11863410_1624975077790003_972087457019182593_n

Recuerda que esto son recomendaciones, visita a tu centro de estética para que te ofrezca la mejor solución y tratamiento para cada tipo de afección cutánea. ¡Apunta los consejos  y comienza a prevenir!

Te puede interesar