Las biomoléculas de algas superan las de las plantas terrestres

¿Sabías que las algas marinas contienen ciertas biomoléculas exclusivas?

En cosmética son de sobra conocidos los ingredientes “estrella” que han demostrado su eficacia y efectos beneficiosos. Se trata de extractos y aceites de plantas medicinales cuyas propiedades se han explotado en todos los campos de la estética y naturopatía como la caléndula, la camomila, la menta y los aceites de oliva y rosa mosqueta. En BIO MER nos aprovechamos de los beneficios terapéuticos que nos proporcionan todos estos componentes a la vez que incorporamos ciertas novedades como son las biomoléculas de algas.


Las algas como materia prima ofrecen un gran abanico de posibles combinaciones. Son un producto natural que no está sometido a manipulación genética, ni a la aplicación de fertilizantes o plaguicidas. Además se recolectan de manera sostenible por biólogos especializados que respetan su ciclo vital, garantizando la sostenibilidad de su reproducción y de sus favorables efectos sobre el medio ambiente.
La línea “Sireia” de BIO MER Cosmetics contiene extractos de varios géneros de algas pardas (Fucus y Laminaria), rojas (Gelidium) y verdes (Ulva).

 

Las algas pardas

Contribuyen a frenar el proceso de envejecimiento, estimulando a los fibroplastos de la dermis (células responsables de la síntesis de colágeno, elastina y ácido hialurónico), nutriendo y reafirmando la piel, mediante la acción de la gran concentración de biomoléculas bioactivas que poseen. Entre ellas, los polisacáridos fibrosos laminarinas y fucoidanos, los ácidos grasos Omega-3 y Omega-6, la vitamina E, y polifenoles antioxidantes y fotoprotectores como los florotaninos.

Las algas marinas rojas

  Tienen grandes cantidades de proteínas y minerales, siendo una gran fuente de fibra, sobre todo de agar y carragenatos. Estos dos polisacáridos están presentes en la pared celular de las algas y realizan funciones estructurales, además de enlazar numerosos cationes y biomoléculas saludables. Por su composición fibrosa similar a la de la matriz extracelular de la piel, y las biomoléculas que retienen, los extractos de estas especies se incorporan a los cosméticos con el fin de favorecer la regeneración de las células.

Las algas verdes

  Son ricas en sales minerales de calcio, magnesio, sodio, yodo, hierro y magnesio, además de en otras biomoléculas como proteínas, hidratos de carbono y polisacáridos fibrosos como ulvano. También contienen vitamina A (dos veces más rica que la col), vitaminas B con alta proporción de folatos (B9), y vitaminas antioxidantes hidrofílicas (ácido ascórbico o vitamina C) y lipofílicas (tocoferoles o vitamina E). Así pues, los extractos de estas algas aportan un potente cocktail nutritivo y antioxidante.
Por lo que sería fácil afirmar que las algas contribuyen a frenar el envejecimiento cutáneo.

¿A qué esperas para aplicarlas a tu piel?

gráfica capas de la piel

Te puede interesar