LA LIMPIEZA DE CUTIS: UN RITUAL DE BELLEZA BÁSICO

La piel limpia es signo de salud y belleza, es por eso que hay que incluir en la rutina diaria un protocolo de limpieza para conseguir un rostro sin puntos negros, iluminado y oxigenado. La piel se ensucia por el efecto de las agresiones externas como la contaminación, la radiación solar y el uso de cosméticos inapropiados. En este proceso también influye el tipo de piel específica de la persona ya que existen pieles que tienen un exceso de sebo. De ahí que es fundamental combinar la limpieza y mantenimiento en casa con la limpieza profunda en cabina y, dependiendo del tipo de piel y los cuidados diarios, se visitará con distinta frecuencia el centro de estética.

RUTINA DIARIA

El rostro, a diferencia de lo que se cree, debe limpiarse dos veces al día pues por la noche se debe eliminar la suciedad acumulada durante el día y el maquillaje, mientras que por la mañana, es obligatorio arrastrar las células muertas acumuladas durante la noche y el sudor.

Para la limpieza óptima de la piel, se deben utilizar jabones específicos para la piel de la cara, distintos de los recomendados para el resto del cuerpo,  pues los jabones normales tienen un alto contenido en detergente que perjudica el equilibrio normal de la piel.

  • Los limpiadores

El primer paso por la noche, es desmaquillar bien la piel con leche limpiadora ya que elimina los restos de suciedad por ser liposoluble (contiene aceites que arrastran los ingredientes oleosos) y después es conveniente aplicar un producto espumoso para deshacerse de la suciedad hidrosoluble como es la contaminación, sudor, etc.  Por la mañana basta con aplicar un poco del mismo limpiador espumoso. Además, para una limpieza más profunda de la piel, es conveniente realizar un peeling enzimático una o dos veces por semana por la noche con el objetivo de purificar los tejidos desde dentro y degradar las células muertas. Este producto también ayuda a unificar el tono de la piel por su acción eficaz sobre granitos, poros y manchas.

Lo fundamental para mantener la piel con aspecto saludable es la elección de productos cosméticos de calidad para no cargar la piel con agentes grasos como espesantes y otros excipientes nocivos. De hecho, hay que tener muy en cuenta este consejo a la hora de aplicarse el maquillaje a diario. El uso diario de fotoprotector también disminuye la aparición de manchas, con lo que la piel luce un tono unificado, creando una sensación extra de  limpieza.

  •  Los limpiadores BIO MER
  •  Otros consejos

Además de estos consejos, hay que tener presentes otros factores que influyen al estado de nuestra piel, como son la genética, la alimentación, factores hormonales y estilo de vida. Una dieta alta en grasas saturadas favorece la aparición de granos e impurezas en la piel mientras que la realización de ejercicio físico favorece la eliminación de toxinas y la oxigenación de la piel, atajando esta afección. La visita periódica a un centro de estética y el seguimiento de sus consejos es imprescindible para optimizar los resultados.

 ¿Quieres lucir una piel radiante y sana? ¡Sigue los consejos BIO MER!

Te puede interesar