LA ESTIMULACIÓN DE COLÁGENO

¿Cómo retrasar el envejecimiento de la dermis?

La mayor parte de la dermis está compuesta por colágeno y por tanto es la proteína que sostiene la piel y la más compleja del tejido conectivo. Entre sus funciones destacan la  elasticidad y firmeza a la piel. Su escasez provoca la temida flacidez cutánea. Se trata de una proteína compuesta por fibras que se forman en los fibroblastos gracias a las células del tejido conjuntivo. Representa aproximadamente el 30% de la masa proteica total del organismo y el 80% del tejido conectivo. Se compone principalmente por aminoácidos (Glicina, Prolina, Hidroxi-prolina y Arginina) y minerales (Zinc, Cobre y Silicio). Representa el 7% de nuestra masa corporal, ¡así que es una molécula muy abundante e importante!

 

colágeno

LA CONCENTRACIÓN DE COLÁGENO DISMINUYE CON LA EDAD

Estudios científicos revelan que con la edad se empieza a perder colágeno y a partir de los 25 años comienza este proceso, perdiendo por año 1.5 % aproximadamente. Este proceso se acelera más a partir de los 45 y con la menopausia. Este hecho es el responsable del envejecimiento, pérdida de elasticidad y tersura a nivel dérmico.

PIEL ENVEJECIMIENTO

 

 COSMÉTICA QUE ESTIMULA LA PRODUCCIÓN DE COLÁGENO

Los ácidos naturales incorporados en nuestros productos cosméticos actúan exfoliando la piel, con el propósito de renovarla más fácilmente. Su efecto además  estimula la producción de colágeno y ácido hialurónico penetrando hasta la dermis logrando un mayor grosor de esta capa. Por tanto, los hidroxi-ácidos son uno de los componentes más utilizados en la cosmética anti-edad pues son efectivos y mejoran los problemas de fotoenvejecimiento, antiarrugas, deshidratación y pérdida de elasticidad.

La adición de vitaminas también ayuda al proceso de estimulación de colágeno ya que activan la renovación celular y protegen la piel frente a los radicales libres.

Entre los extractos de plantas, destaca la Centella Asiatica, por su alto contenido en triterpenos que promueven la formación de Colágeno I y III, dando como resultado un efecto reepitalizante, antiinflamatorio, antibacteriano, calmante y regenerador. Las células madre de Centella Asiatica también estimulan el sistema reticuloendotelial de los fibroblastos cutáneos activando la síntesis de colágeno.

 ayurvédica Centella Asiática 09

En cuanto a la adición de colágeno en productos cosméticos, al ser una molécula de alto peso molecular, el colágeno no se absorbe fácilmente a través de la piel y por tanto es mejor añadir otros ingredientes que estimulen su producción natural. No obstante, existe un colágeno soluble que se absorbe a través de la epidermis, alcanzando la dermis y es el que hemos incorporado en la formulación de nuestros productos.

La combinación perfecta de ácidos/colágeno soluble/vitaminas/extracto de algas/baba de caracol ayudan a la formación de colágeno desde el interior del fibroblasto y la puedes encontrar en la CREMA UNIFICADORA SIREIA.

unificadora

Las células madre de Centella Asiática  en combinación con Vitaminas y algas también presentan una sinergia equilibrada que puedes encontrar en la CREMA ANTI-EDAD SIREIA, perfecta para estimular la síntesis de colágeno.

antiedad

 ¿CÓMO ESTIMULAR LA PRODUCCIÓN DE COLÁGENO DE MANERA NATURAL?

Además de los cuidados faciales «externos», conviene tomar otras medidas que ayudarán a la prevención y ralentización del proceso de envejecimiento, responsable en su mayor parte de la pérdida de colágeno:

  • Dormir las horas necesarias porque es el momento cuando se regeneran los procesos biológicos.
  • Alimentarte de una manera sana y saludable. Entre los alimentos que ayudan a sintetizar colágeno, cabe destacar los ricos en Vitamina C (Naranjas, Pimientos, Fresas, Brócoli, Coliflor, Tomates, etc.) y es mejor comerlos crudos para que mantengan sus propiedades. Además, los cereales  y alimentos ricos en  Vitaminas B y E. (Verduras verdes, germen de trigo, semillas, nueces, etc), elementos que requieran fitoestrógenos (soja, semillas de lino, etc), gelatina animal o vegetal, té (blanco y verde),
  • Toma más té, pero del blanco y del verde. Ambos tienen una gran cualidad antioxidante y además son ideales para la lucha contra los radicales libres, que son los mayores enemigos de la piel joven.
  • Ingiere ácidos grasos Omega-3 que encontrarás en los pescados y frutos secos.
  • Proteger la piel de la exposición solar es muy importante con una crema de protección solar.
  • Mantener hábitos saludables como hacer deporte, no fumar, ni beber alcohol.

 

¡Empieza desde hoy a cuidar tu piel desde dentro y desde fuera!

 

Te puede interesar