LA CROMOTERAPIA EN SU CABINA…. y ¡en casa!

La cromoterapia es una técnica ampliamente utilizada en la medicina alternativa para paliar enfermedades tanto físicas como emocionales y se basa en la aplicación del color según la tipología de la afección que sufra el paciente.  No pretendemos dar una clase de anatomía, para eso hay profesionales del sector, simplemente dar unos prácticos consejos que sirvan para iluminar tu espacio y tu vida.

Se ha demostrado que los colores tienen la cualidad de calmar, equilibrar, inspirar, excitar o alternar nuestras percepciones pues la luz tiene una longitud de onda que manda  información al cerebro a través de la retina, actuando así en el organismo según el tratamiento que queramos realizar.

BIO MER va a centrarse en su aplicación ambiental como es la decoración (pintura de paredes para crear ambientes requeridos)  o la iluminación (luces y velas), pues existen otras aplicaciones de la técnica que requieren unos conocimientos más específicos de la materia.

Ubicando estratégicamente las luces básicas de cromoterapia en tu cabina nos permite realizar el tratamiento adecuado a cada tipo de necesidad de cliente, envolviendo el ambiente en el color adecuado.

Para los más avanzados en la materia existen técnicas de iluminación como es la máquina de cromoterapia con luces de cuarzo, pero ¡esto lo dejamos para los más expertos!  Con unas simples luces se puede solucionar de un modo efectivo.

988-3533

FUNCIÓN DE LOS COLORES

Los colores utilizados en esta técnica son los colores cálidos-energéticos (rojo, naranja, amarillo) y los fríos-calmantes (verde, turquesa, azul, violeta y magenta).

De entre todos los revitalizantes, el color rojo es el más intenso pues implica una conexión de la tierra con nuestra energía vital, es por ello que no es recomendable en personas nerviosas y/o ansiosas. El color naranja  puede ayudar a equilibrar problemas  en ciertos órganos como el bazo, el páncreas, el estómago, los intestinos y los riñones. Dentro de esta gama de productos, el amarillo es purificante y desintoxicante y es utilizado para restaurar cualquier tipo de desequilibrio, pues es el que más estimula la actividad cerebral.

De entre la gama relajante el color azul es el que se lleva la palma en cuanto a efectos calmantes. Reduce el dolor, puede favorecer el crecimiento espiritual y equilibrar los patrones del sueño. Favorece la extroversión. El verde, al ser una mezcla del color amarillo y azul, representa un equilibrio entre ambos colores. Ayuda a las personas a crear atmósferas de calma y equilibrio alrededor. El violeta resulta adecuado para los ojos y la energía estancada que causa problemas nerviosos. Favorece la inspiración, la revelación y puede dar lugar al logro espiritual. El magenta se forma por combinaciones de luces. A nivel bioenergético, actúa sobre los desequilibrios que pueden derivar en enfermedades graves. También ayuda a eliminar el desorden de nuestra vida. El turquesa, color del intelecto, es beneficioso para estados emocionales adversos como la depresión y miedos pues estimula el sistema nervioso y ayuda a mantener la concentración.

cromoterapia-en-casa

Esta relación de colores con los estados físicos y anímicos de las personas se cumple con el mismo patrón igual en la alimentación. Así, si nos alimentamos teniendo en cuenta los colores, conseguiremos mejorar la calidad de vida. Los alimentos de colores enérgicos como el rojo (tomates, mariscos, carnes rojas…), naranja (naranjas, miel, aceite…) y amarillo (plátanos, carne de ave, legumbres…) son revitalizantes y estimulantes. Los de color verde (verduras, cereales…) equilibran el cuerpo y tonifican y los de tonos azulados (algunas verduras, ensaladas y agua) son tranquilizantes y refrescantes.

colores

 

¡Pon color en tu vida! ¡No tiene efectos secundarios! ¡Desde tu cabina de estética, hasta la decoración del hogar pasando por la alimentación!

Te puede interesar