LOS EFECTOS DEL SOL SOBRE LA PIEL

Ahora que se acaba el verano, nos gusta mirarnos y revisar el aspecto de nuestra piel. Casi siempre nos fijamos en el tono que hemos conseguido después de tantas horas al sol pero, ¿nos fijamos en la cantidad de pecas nuevas que nos han salido?

Muchas veces no le damos importancia a este hecho. Y es que, cuidar la piel es muy importante si queremos evitar llegar a padecer enfermedades relacionadas con la dermis o incluso padecer cáncer de piel.

 

¿POR QUÉ APARECEN ESTAS MANCHAS?

 Las pecas son pequeñas manchas de un tono marrón que principalmente surgen a causa de exponerse al sol. En concreto, se trata de una acumulación de pigmento en un punto de la dermis. En nuestra superficie de la piel, tenemos las células llamadas melanocitos, que se encargan de producir pigmentos de melanina y alimentan esas células de la dermis que tienen función de crear una barrera exterior en nuestra piel, los queratinocitos.

Los melanocitos son exactamente los que nos protegen y nos previenen de sufrir quemaduras a causa de rayos solares, UV A y UV B. Por desgracia, cuando esta radiación nos golpea durante un largo tiempo, se originan las pecas a causa de la acumulación de pigmento de melanina sobre la piel.

En muchas ocasiones debemos de tener en cuenta que el factor hereditario es muy importante a la hora del surgimiento de estas manchas puesto que hay pieles, como por ejemplo las claras, que son más propensas a poseerlas.

 

¿CÓMO PREVENIRLAS?

Sabemos que estar bajo el sol es uno de los placeres y quizás, también uno de los momentos más relajantes de algunas personas pero, proteger y cuidar la piel es lo primero que deberíamos hacer si queremos que estas manchas no nos invadan.

  • Usar cremas solares. Lo primero ante todo, debes de emplear siempre ante tus exposiciones al sol protector solar facial mínimo de 50 fps y corporal de 30 fps. Con estos factores, nuestra piel estará a salvo de los rayos UV y Uva.
  • Controlar los periodos de exposición. Hay algo que quizás oigamos mucho pero no cumplamos nunca. Debemos evitar las largas exposiciones al sol y sobre todo en las horas donde mayor radiación tiene. Por eso, los expertos aconsejan evitar tomar el sol de 10 a 16 horas, puesto que son consideradas las horas más peligrosas para la piel.
  • Lleva siempre tu sombrero. ¡El sombrero nunca pasa de moda! Úsalo y llévalo siempre contigo. O si prefieres una pamela, todo está permitido. El objetivo es que protejas tu cara lo máximo que puedas del sol para evitar así aumentar la cantidad de pecas en ella.

 

¿CÓMO SE PUEDEN ELIMINAR?

La primera idea que nos viene cuando tenemos una cantidad excesiva de estas manchas o se han desarrollado y han llegado a convertirse en lunares, es cómo puedo deshacerme de ellas, ya que a veces no sólo no queda bonito estéticamente, sino que pueden ser molestas para nuestro día a día.

 

 

Hay varios tratamientos para intentar eliminar las pecas de nuestra piel. A continuación os vamos a comentar algunos de ellos:

  1. Cremas blanqueadoras. Existen diversos productos que se caracterizan por ser blanqueadores gracias a que poseen hidroquinona y ácido kójico. Gracias a estos componentes, el tono de las pecas o manchas comienzan a desvanecerse poco a poco.
  2. Crioterapia. Es un tratamiento que posee nitrógeno líquido, es decir, se aplica frío intenso que favorece la eliminación de estas manchas.
  3. Peeling químico. Empleado para la eliminación de pecas, manchas e incluso arrugas, exfolia las capas de la piel a partir de diferentes compuestos químicos.
  4. Eliminación con láser. Se considera el método más efectivo de todos, ya que des pigmenta las capas desmicas más profundas y así mejorar la textura de la piel con el cierre de poros, dándole mayor vitalidad.
  5. Tetinoína. Ácido de la vitamina A con el cual se intenta eliminar  las pecas si se aplica durante un periodo prolongado determinado de tiempo  sobre la piel.

En Bio Mer te aconsejamos que tengas el tipo de piel que tengas lo que siempre debes hacer ante todo es protegerla. Cuidar la piel debe ser siempre nuestra prioridad cuando nos exponemos ante la radiación solar para evitar que estas manchas nos invadan la piel. Si ya es demasiado tarde y su aspecto ha empeorado, aconsejamos acudir a un experto para que evalúe la situación y correspondiente tratamiento.

Te puede interesar