retención-de-líquidos-portada

CÓMO COMBATIR LA RETENCIÓN DE LÍQUIDOS

Por desgracia, somos muchas las mujeres que hoy en día sufrimos la conocida retención de líquidos. Hay gente que lo desconoce y otra que está muy al tanto de este problema y pone todos sus esfuerzos por hacerle frente. Más allá de nuestra preocupación por las arrugas y el envejecimiento de nuestra piel, debemos también saber cuidarnos de otros problemas que afectan a nuestro cuerpo por dentro.

También conocido como edema,  este problema se produce a causa de problemas circulatorios, enfermedades renales o hepáticas o insuficiencia cardíaca. En cambio, si no sufrimos ninguna enfermedad patológica, puede deberse únicamente a una simple dilatación en las venas, como suele suceder en verano cuando las temperaturas aumentan.

Los síntomas de esta retención de líquidos, se ven reflejados en una hinchazón sobre todo en piernas y tobillos, y un aumento de peso inexplicable. Desgraciadamente no solo se sufre en edades más avanzadas, sino que hoy en día se dan muchos casos ya en la adolescencia.

 

 

¿PUEDO HACERLE FRENTE?

Comenzar a adoptar diferentes costumbres en el día a día, pueden ayudarnos a disminuir la retención de líquidos que sufrimos, así que comencemos por las más simples:

  • Cuidado con el tiempo que pasamos de pie. Pasar mucho tiempo de pie, sobre todo en sitios cerrados y con elevadas temperaturas, produce que la sangre no pueda circular correctamente y aumente el hinchazón.
  • Y también con el que pasamos sentada. Estar mucho tiempo en esta posición, y sobre todo si es propenso a retener líquidos, no mejorará la situación. Por ello siempre se aconseja mantener los pies en alto.

También hay que destacar que muchos productos de la cosmética natural, nos pueden ayudar a mantener una piel más sana y con una mejor imagen a pesar de los problemas que se nos den.

retención-de-líquidos-interior

 

¿LA ALIMENTACIÓN AFECTA?

Efectivamente, llevar una alimentación sana y evitar ciertos alimentos con gran cantidad de sodio, puede reducir la retención de líquidos. Por ello, os vamos a dejar unos consejos alimenticios que podéis seguir fácilmente:

 

  • Evitar las salsas. Intentar sobre todo evitarlas ya que contienen una elevada cantidad de sodio al igual que las comidas rápidas o precocinadas ya que poseen muchos aditivos para potenciar el sabor.
  • Frutas y verduras. Intentar ingerir las que más agua posean y que las que sean diuréticas como la alcachofa. Por otro lado, evitar frutos secos salados.
  • Controlar los lácteos. Hay que llevar un control de los que contienen sal como es el caso de los quesos curados o semicurados y, por lo tanto decantarse más por la leche o los yogures.
  • Pescados y carnes sin sal. Aquí es donde tenemos que dejar de lado todo aquello que se encuentre en conserva, ahumados, salados o que contengan una cantidad muy elevada de sal. Ello sería el ejemplo del bacalao o los embutidos.

retención-de-líquidos-interior-2

Llevar una dieta baja en sal y el control de nuestro peso, es muy importante para evitar la retención de líquidos y, acabar así con problemas tanto de salud como estéticos. Desde Bio Mer, queremos promover siempre el mantenimiento de una vida sana, puesto que, para cuidarse por fuera hay que comenzar siempre a hacerlo desde dentro.

Te puede interesar