BIO MER lanza SOLAR CELL DEFENSE: Protección 100% natural

Una gama de productos que da un paso más allá hacia la innovación en el campo de la cosmética natural.

Todos hemos utilizado cremas y lociones para protegernos de los efectos nocivos del sol. Pero ¿sabemos qué exactamente contienen estos productos? ¿Son realmente beneficiosos para la piel de nuestro rostro y cuerpo? ¿Cómo podemos estar seguros de que realmente nos protegemos?

BIO MER COSMETICS os da la respuesta…

LOS RAYOS SOLARES

El sol emite diferentes tipos de rayos cada cual más dañino.

Los rayos UV-B

Actúan en la epidermis, son los responsables de las quemaduras, desencadenan estrés oxidativo celular y tienen un efecto directo en la aparición de cáncer de piel.

 Rayos UV-A

Penetran hasta la dermis, provocan el deterioro del colágeno y su matriz fibrosa, siendo responsables del envejecimiento prematuro de la piel.

 Rayos IR-A

Producen calor hasta la hipodermis, amplificando el estrés oxidativo y las alteraciones originadas por los rayos UV-A y UV-B.

ira.jpg

Aunque esta información nos asuste un poquito, está claro que no vamos a dejar de ir a la playa y disfrutar de los días soleados. Eso sí, es fundamental cuidar nuestra piel y protegernos de manera apropiada de la radiación solar.

LAS CREMAS SOLARES: FILTROS Y BLOQUEADORES

En el mercado de los cosméticos existe una gran variedad de protectores de distintas marcas, tamaños, efectos, etc. Lo más común es diferenciar entre protectores que bloquean y los que contienen filtros que dispersan los rayos. La eficacia de unos y otros se ha cuestionado por el gremio médico-farmacéutico, pero en líneas generales podemos afirmar que los bloqueadores solares protegen contra los rayos UVA y UVB. Sin embargo, la mayoría los filtros solares absorben los rayos ultravioleta y sólo pueden bloquear algunos de los UVB, además pueden descomponerse después de varias horas de exposición al sol, requiriendo una nueva aplicación. Hay pros y contras respecto al uso de ambos productos. A diferencia de los bloqueadores solares, los filtros se absorben en la piel, siendo menos visibles mientras que los bloqueadores permanecen blancos y dan un aspecto no muy atractivo.

Screenshot_2

 El FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR

La abreviatura SPF (Sun Protection Factor) o FPS en castellano (Factor de Protección Solar) acompañada de un número es la manera establecida para expresar el grado de protección que ofrece el producto a aplicar. Sin embargo, muchas de las personas que usan protectores solares no saben cómo interpretarlos y con qué frecuencia aplicarlos.

Para explicarlo primero hay que mencionar que la piel humana tiene un índice de tolerancia hacia la exposición al sol llamado MEDDEM (Dosis Eritematógena Mínima), esto es el tiempo mínimo de exposición UVB capaz de producir una respuesta de quemadura provocada por los rayos solares que persiste durante más de 24 horas en un fototipo específico.

El FPS es pues un índice que nos indica el tiempo que podemos exponernos al sol sin riesgo de quemaduras. Cuanto más alto es el FPS, más alta es la protección de los rayos solares. Si una persona es capaz de estar 20 minutos expuesta al sol sin quemarse, la elección de un fotoprotector 15 le supondrá una protección 15 veces superior. (20 min x 15 FPS = 300 min sin quemarse)

Se calcula de la siguiente manera:

4v25n05-13088615tab02

LOS FOTOTIPOS

 Para poder seleccionar adecuadamente el tipo de FPS que debemos aplicarnos, es necesario tener presente el fototipo de piel que tenemos. Aun así, para el cuidado facial es imprescindible usar SIEMPRE una crema solar que contenga FPS +50, ya que este evitaría la aparición de arrugas, manchas y flacidez cutánea.

La clasificación aceptada a nivel internacional de los fototipos cutáneos mide los tipos de piel en función de la sensibilidad a la radiación ultravioleta, la formación de quemaduras solares o pequeñas inflamaciones de la piel y sus características.

Screenshot_1

LA COSMÉTICA NATURAL Y LOS INGREDIENTES EN LAS CREMAS SOLARES

 Los bloqueadores solares básicos a menudo contienen barreras físicas e inorgánicas, tales como el óxido de zinc y el dióxido de titanio. Otros materiales que obstruyen los rayos UVA utilizados como ingredientes activos en estos productos incluyen la avobenzona, la dioxibenzona, el metil antranilato, la oxibenzona y la sulisobenzona. Estos últimos a pesar de ofrecer una protección eficaz contra los rayos solares han sido rechazados por la cosmética natural, ya que provienen del petróleo.

No obstante existe una serie de ingredientes de origen natural que son capaces de hacer frente a los diferentes tipos de rayos creando una pantalla completa de amplio espectro.  Los filtros orgánicos están basados en minerales que reflejan los rayos UV como lo haría un espejo formando una «barrera» contra los rayos UVA, UVB y la luz visible. Hasta ahora, los filtros físicos eran densos, grasientos y dejaban la piel blanca pero con nuevas investigaciones y formulaciones, estas cremas son mucho más ligeras que antes.

Determinadas vitaminas, como la vitamina C (ácido ascórbico), la vitamina A (retinol), los betacarotenos (antioxidante precursor de la vitamina A), la vitamina E (gamma tocoferol) que son potentes antioxidantes, son capaces de neutralizar a los radicales libres formados por la radiación ultravioleta, y por ello suelen añadirse a las cremas solares como acetatos o palmitatos. También los incorporamos al organismo a través de la dieta.cuidados-de-la-piel-frutas

SOLAR CELL DEFENSE

Hasta ahora en el campo de la cosmética natural era imposible formular una crema solar protectora que llegase a tener un FPS +50. Esto se debía precisamente a las restricciones en cuanto a contenido que una crema catalogada como natural pudiese tener, ya que ciertos filtros son derivados del petróleo.

No obstante, tras un estudio más detenido, en BIO MER hemos conseguido formular una línea de cremas faciales con ALTA PROTECCIÓN SOLAR  SPF+50.

Crema-Solar-white

Crema-Solar-medium

Crema-Solar-light

La crema de tratamiento SOLAR CELL DEFENSE de BIO MER protege frente a los rayos UVA y UVB gracias a la acción combinada de filtros físicos y aceites naturales como son los activos antioxidantes y la vitamina E. La eficacia de este activo se ha demostrado en numerosos estudios numerosos, así como la protección que ofrece frente a los rayos IRA. A nivel celular estos activos cuidadosamente seleccionados consiguen frenar los efectos nocivos de los radicales libres creando una pantalla completa que al mismo tiempo no permite la penetración de distintos agentes dañinos como la polución y las agresiones externas. La aplicación constante y periódica de la crema SOLAR CELL DEFENSE evita la hiperpigmentación cutánea.

Los protectores SOLAR CELL DEFENSE + 50 SPF son cien por cien naturales  y además, contienen activos para tratar las arrugas como es el ácido hialurónico de bajo peso molecular, el aceite de abisinia que nutre en profundidad y mejora visiblemente la apariencia cutánea, el extracto de uva que es un poderoso antioxidante que protege frente a los radicales libres y la contaminación, y la sal del Mar Menor que le confiere los oligoelementos esenciales para su buen aspecto.

Diapositiva1

¡¡¡PROTEGE TU ROSTRO DEL SOL Y DE LAS AGRESIONES EXTERNAS CON SOLAR CELL DEFENSE DE BIO MER!!!

Fuentes: www.farmaceuticonline.com; www.dimetilsulfuro.es

Te puede interesar